Consejos imprescindibles para tu salud visual

La vista es el más desarrollado de los cinco sentidos, y sin duda el que más información transmite a nuestro cerebro. Nos desenvolvemos en un entorno construido para que nos guiemos a través de imágenes. La salud visual se ha vuelto fundamental para desarrollar nuestro trabajo, para conducir, para desplazarnos e incluso para comunicarnos con las personas.

A pesar de ello, nuestros ojos todavía no están preparados evolutivamente para soportar el esfuerzo diario al que los sometemos. Todos conocemos las consecuencias de forzar la vista: pérdida visual progresiva, mareos, dolores de cabeza, fatiga visual, etc. Nuestros ojos todavía no pueden sobrellevar estas tareas sin realizar un esfuerzo considerable. Por ello, se hace necesario tomar precauciones especiales para prevenir las posibles consecuencias. A continuación, vamos a darte 4 consejos imprescindibles para cuidar tu salud visual:

 Consejos imprescindibles para tu salud visual

Salud visual: Cuida tu alimentación

Comenzamos hablando de la alimentación, porque precisamente es una de las indicaciones que menos en cuenta se tienen. Y no, las zanahorias no nos van a quitar dioptrías. Este se trata de uno de los mitos relacionados con la visión más extendido, debido a una confusión sencilla: La zanahoria contiene Vitamina A. Su déficit en el cuerpo provoca que los segmentos externos de los fotorreceptores del ojo tiendan a deteriorarse, dañando la visión normal. En conclusión, la zanahoria nos aporta una vitamina esencial para la salud visual, sin embargo, si no tenemos ninguna carencia de Vitamina A, su consumo no va a suponer ninguna diferencia.

Existen otros alimentos que son una buena fuente de los nutrientes, que los ojos necesitan. Dos de los más mencionados son la Zeaxatina y Luteína. Son pigmentos de color amarillo que se concentran en la mácula o centro de la retina. El aporte de estos nutrientes puede ayudar a prevenir enfermedades oculares como la DMAE.

 

Salud visual: La iluminación correcta 

Cuanto más oscuro es el entorno, más se esfuerzan nuestros ojos para que veamos bien. Si vamos a realizar tareas exigentes, como leer y escribir, siempre será mejor que lo hagamos en una zona con la luz adecuada. La mejor iluminación es aquella que baja desde la altura del hombro a los objetos que estemos mirando. La solución es una lámpara de mesa específica para la lectura.

Consejos imprescindibles para tu salud visual

Descanso

El ojo, como todo nuestro cuerpo, necesita descansos periódicos. La mejor manera de proporcionárselo, al margen del sueño, es mirando a lo lejos. Este gesto se trata de un vestigio evolutivo: Cuando miramos al horizonte, el ojo no se esfuerza en enfocar. Deberemos mirar unos minutos a lo lejos cada hora, si estamos trabajando frente al ordenador.

 

Revisión

Independientemente de la edad, nuestra visión puede cambiar cada poco tiempo. Los hábitos, ya sean visuales o alimenticios, hacen variaciones en nuestra capacidad visual de forma continua. Por ello es altamente recomendable acudir a una revisión visual al menos una vez al año. Corregir un defecto visual a tiempo asegura que el ojo trabaje el mínimo posible, lo que contribuye a prevenir  más problemas visuales.

 

Consejos imprescindibles para tu salud visual