Presbicia: los síntomas de este problema de salud visual

El ojo envejece. Los primeros síntomas comienzan a presentarse a partir de los 40-45 años, momento en que la vista comienza a sufrir dificultades en la visión de cerca. La presbicia o vista cansada es el resultado de un proceso natural, irreversible e inevitable del envejecimiento de la vista. La edad de aparición de la presbicia puede variar según la persona, y tras estudios recientes, según su sobreexposición a las pantallas digitales. ¿Cómo reconocer entonces las señales inequívocas de la presbicia?

Con el paso de los años, el cristalino del ojo (lente natural del ojo humano), los músculos y los ligamentos que lo rodean van perdiendo elasticidad y al volverse rígidos, al cristalino le cuesta enfocar distancias cortas. La presbicia no es más que una disfunción de la lente ocular provocada por la degeneración progresiva del cristalino que le impide enfocar de cerca, lo que hace que los pacientes sientan una incapacidad progresiva para poder leer, pesadez en los ojos, picor o incomodidad, incluso después de tan sólo media hora leyendo algo de cerca.

Primeros síntomas de la vista cansada

¿Cómo reconocer la aparición de los primeros síntomas de la presbicia o vista cansada? Es importante reconocer las señales de cualquier patología visual y acudir a los especialistas para, en el caso de la presbicia, paliar sus consecuencias y evitar que la vista sufra.

La primera y más evidentes de las señales es tener dificultades para la visión de cerca. El principal síntoma es la necesidad de alejamiento de la fuente de lectura, ya que no podemos ver con claridad (enfoque) y tenemos dificultades para ver con nitidez los objetos cercanos. Por esa razón separamos los libros, objetos y etiquetas a la distancia de nuestros brazos para poder enfocar mejor y recupera la nitidez. Necesitas alejar los objetos para poder enfocarlos correctamente.
Otra de las señales de la vista cansada son las dificultades para leer en ambientes poco iluminados. Necesitas más iluminación para ver mejor. Al leer, tienes la sensación de que las letras se amontonan.
Si te ves obligado a forzar en exceso los ojos al realizar actividades cotidianas, como leer o conducir y como resultado de este sobre esfuerzo te duele frecuentemente de cabeza, notas cansancio visual (astenopia) o sufres cefaleas frontales al final de jornadas mirando constantemente de cerca o media distancia el ordenador estás notando otros de los síntomas frecuentes de la presbicia.

Salud visual

Consejos para cuidar tu vista a partir de los 40

Es importante cuidar la vista a cualquier edad, pero a partir de los 40 años, con el riesgo de padecer presbicia, es aconsejable acudir a revisiones periódicas (es la única forma de prevenir alguna enfermedad ocular y corregir problemas visuales) y revisar tu fondo de ojo y la presión ocular: la edad clave para realizar un control completo son los 40 años, ya que puede aparecer la vista cansada o patologías más graves asociadas a la madurez, como la DMAE o el glaucoma. Manténte alerta a los primeros síntomas e intenta paliar sus consecuencias. La presbicia no tiene cura pero sí se puede paliar y corregir sus efectos con el uso de lentes progresivas adecuadas para evitar que la vista siga sufriendo.

¿Cómo prevenir o curar la presbicia?

Actualmente existen opciones quirúrgicas que permiten compensar la presbicia: lentes intracorneales, lentes intraoculares, pero la solución más frecuente es el uso de lentes progresivas que garantizan la visión extendida a la distancia de los brazos y una rápida adaptación para un enfoque correcto a todas las distancias. Essilor fabrica desde España la más avanzadas de sus lentes progresivas: Varilux X Series https://varilux.es/lentes/x-series/. La presbicia no se puede ni prevenir ni retrasar porque no es una enfermedad, sino un proceso natural. Al estar relacionada con un proceso degenerativo relacionado con la edad, no se puede prevenir, pero sí compensar sus efectos negativos en la visión de cerca.

En resumen, al percibir el primer síntoma de presbicia o vista cansada, acude a un especialista para estudiar la mejor solución visual y paliar sus consecuencias. Reconocer las principales señales de al presbicia y actuar sobre ellas es fundamental para una salud visual correcta a partir de los 40 años.