5 remedios para la vista que no debes usar

Son muchos los falsos remedios para la vista que se han popularizado en los últimos años. Es importante señalarlos y avisar de sus posibles consecuencias adversas, que no son pocas. Por eso, queremos explicarte cuáles son los principales mitos que existen alrededor de este problema de visión y qué riesgos puede correr tu ojo si los empleas.

Cinco falsos remedios caseros para la vista

Estos son algunos de los más populares.

Limpiar los ojos con limón y vinagre.

Que algo sea bueno para la limpieza en general no significa que también lo vaya a ser para tu ojo. Piensa que este último es mucho más sensible, y tiene una estructura interna y de fluidos mucho más compleja. Por lo tanto, el limón o el vinagre, ambos elementos muy ácidos, pueden llegar a irritar mucho la zona y, por tanto, a dañarte los ojos y la vista. Ningún experto te recomendaría su uso.

Gimnasia ocular para la presbicia.

La gimnasia ocular puede ser efectiva, según qué ejercicio hagas y dependiendo de qué problema tengas. En cualquier caso, no funciona bien para la vista cansada. La idea que hay detrás es la de que, de la misma forma que un cuerpo cansado se recupera con la actividad, también lo harán tus ojos. Pero la presbicia no es tan simple. ¿Significa esto que la gimnasia ocular puede ser dañina? En absoluto, pero no te ayudará demasiado.

Gotas para la presbicia.

Existe una creencia extendida de que el músculo ciliar es el responsable de la vista cansada. Y existen supuestos fármacos que ayudan a su reactivación. Esto, evidentemente, es algo completamente falso. Y, de hecho, puede ser un riesgo muy significativo para la salud ocular y del tejido que recubre el ojo.

Usar gafas de farmacia.

Las farmacias disponen de gafas baratas y económicas que sirven, especialmente, para miopes o hipermétropes en caso de apuro, cuando no pueden disponer de sus principales lentes. Pero en ningún caso sirven para compensar o paliar los efectos de la vista cansada. De hecho, utilizar estas gafas de manera prolongada puede agudizar, y mucho, tus problemas de visión.

Hay pastillas que pueden curarla.

Otra mentira muy extendida. De hecho, la vista cansada es algo que no se puede curar definitivamente. Por lo tanto, utilizar pastillas milagrosas siempre entraña un riesgo importante. En este caso, dependerá de la composición de cada una, pero es algo que, directamente, puede ser perjudicial para tu salud.

¿Cuáles son los remedios para la vista?

Como te decíamos más arriba, no es algo que se pueda curar directamente. Lo mejor es emplear gafas progresivas, para que el ojo se pueda adaptar y funcionar con normalidad. No se trata de un problema que vaya a permanecer estático, ni que te vaya a molestar siempre con la misma intensidad. Por eso las gafas progresivas son el mejor remedio para corregir la vista cansada.

En conclusión, los remedios para la vista milagrosos que puedas escuchar por ahí nunca son una solución real para la vista cansada. Y, de hecho, con muchos de ellos deberías tener especial cuidado: pueden llegar a producirte problemas de visión aún peores.