Las playas más exclusivas de Mallorca

Mallorca es un destino paradisíaco. Sus aguas turquesas y la arena fina de sus playas convierten a la isla en un lugar de ensueño frecuentado por turistas. La luminosidad de Sa Calobra, la espectacularidad que acompaña a la Cala de Varques o las fotos de catálogo que pueden tomarse en Santanyí son de sobra conocidas y a su vez se encuentran atestadas de gente. Ya conoces las mejores calas de la isla, sólo te falta descubrir las playas más exclusivas de Mallorca, aquellas en las que entre tu toalla y la del vecino haya bastante más de un palmo y que, aún siendo menos concurridas, son igualmente asombrosas.

Clas exclusivas de Mallorca

Platja de Llucalcari

Es Canyeret o Platja de Llucalcari se encuentra a 8 kilómetros de Soller al norte de la isla. La cala es muy pequeña (tiene poco más de un kilómetro), pero a cambio tiene una fuente de agua dulce que cae sobre arcilla y que permitirá que puedas disfrutar de un baño de barro que suavice tu piel.

La exclusividad está garantizada. Para llegar a ella es necesario dejar el coche 300 metros antes de llegar y atravesar una senda boscosa sin señalizar, lo que garantiza que solamente te encuentres con vecinos de la zona y pocos turistas. Además, suele haber viento del norte y cerca de la costa hay muchos peñascos por lo que es raro que las embarcaciones se acerquen a fondear. Eso sí, esta privacidad ha hecho que muchos de los que se acerquen hasta allí practiquen el nudismo, aunque no esté recogida entre las playas oficiales para practicarlo.

Cala Bóquer

Para llegar a Cala Bóquer hay que caminar en torno a una hora, pero la excursión te hará disfrutar de la vista de un asentamiento romano, un horno de cal y el poblado talayótico de Bocchoris.

En este asombroso entrante de mar te verás rodeado de acantilados y una panorámica que hará que olvides la caminata hasta llegar a la playa. Desde el horizonte de Cala Bóquer podrás ver la isla del Calomer y Pal de Formentor, eso, claro está, si despegas la vista del azul verdoso que nada tiene que envidiar al Caribe. Asómbrate con la tranquilidad de una zona sin construcciones cercanas salvo por un pequeño escar, una antigua construcción para guardar aperos de pesca.

Es Carbó

Es Carbó es una playa inmensa que, al tener que pasear dos kilómetros para acceder a ella, suele estar poco frecuentada. En su horizonte se encuentra la isla de La Molina, que cuenta con un centro de equitación. Como dato a tener en cuenta es interesante saber que el arenal se encuentra junto la finca de sa Vall. En ella todos los jueves se puede visitar su jardín de cactus y a su vez se puede acceder al palacio de la familia March, construido junto a una torre de defensa del siglo XIV.

Eso sí, si lo que te interesa es la playa, Es Carbó te permite pasar el día entero en sus inmediaciones olvidando qué hora es. La inmensidad de su arenal, la espectacularidad de un mar en el que los deportes náuticos están a la orden del día y la calma que aporta el bosque que está pegado a su línea de playa hacen de la playa mallorquí una opción perfecta.

playa exclusiva en Mallorca

Sa Canova

En 1991 Sa Canova fue declarada zona de Área Natural de Especial Interés debido a su espectacular paisaje dunar combinado con la luminosidad del Mediterráneo. Entre estas dunas se encuentra el humedal de la desembocadura del Torrent de Na Borges donde se hallan la mayoría de los mamíferos y aves censados en las Islas Baleares.

Este arenal no está especialmente bien señalizado por lo que garantiza que no haya grandes multitudes, aún así, si la marea está alta, las dunas no dejan mucho espacio para poner la toalla. Eso sí, hay parking gratuito ubicado a cinco minutos.

Caló des Moro

A seis kilómetros de Santanyí se encuentra una pequeña cala que aúna lo mejor de Mallorca: acantilados imposibles, aguas turquesas de temperatura agradable y un fondo arenoso ideal para el buceo. Llegar es sencillo, cuenta con aparcamiento gratuito, y desde las escaleras de acceso entrarás en éxtasis al descubrir una playa que parece una piscina de lo intenso que es el azul de sus aguas.

Quizá sea la playa que aparenta más afluencia de toda esta lista debido a que su espacio para tomar el sol es muy reducido y su ubicación es excelente, pero no deja de ser una de las joyas mediterráneas más espectaculares.

Son muchas las opciones de turismo y gastronomía que Mallorca ofrece al visitante, pero ¿son estas las playas más exclusivas de la isla? Paisajes de lujo, aguas cristalinas y la luz especial de la que sólo dispone el Mediterráneo. Y si no tienes suficiente con Mallorca, cruza el Mediterráneo y explora las mejores playas de Andalucía, las mejores playas de España según TripAdvisor o los arenales más recomendables para practicar surf. ¡Disfruta del verano!