Las mejores playas de Portugal

Para ti, viajero amante de los destinos más exclusivos y los rincones más espectaculares de nuestra geografía, hemos elaborado los ranking de las mejores playas de Andalucía, las calas más bonitas de Mallorca, los arenales nudistas que no debes perderte o las playas más impresionantes del mágico Cabo de Gata. Pero la arena fina y el agua cristalina no se limitan a España. Nuestro vecino Portugal también presume de playas paradisíacas, donde el tiempo parece haberse detenido y la única preocupación es cómo mantener la toalla libre de arena. Por eso, y porque el verano da para mucho, aquí te proponemos una ruta por las mejores playas de Portugal. Calas de ensueño, rincones salvajes, acantilados, cuevas, fondos marinos que quitan el habla… ¿Te la vas a perder?

Las mejores playas portuguesas del norte, el centro y de Madeira

Praia do Norte, en Nazaré

Portugal está considerada, junto con Francia, la capital europea del surf, y lo está en buena parte por la Praia do Norte de Nazaré, un pequeño pueblo de pescadores situado a 100 kilómetros al norte de Lisboa. Aquí suelen romper olas gigantescas, de las que sólo son aptas para los surfistas más experimentados (o los especialmente arriesgados). Y aquí también se registró en 2013 el récord Guinness de la ola más alta jamás cabalgada en una tabla de surf. Lo ostenta Garrett McNamara, quien, ante un público atónito, descendió por una pared de agua de algo más de 30 metros de altura. La praia do Norte te dejará perplejo con sus olas, pero también merece la pena por su aspecto salvaje, su amplitud y las vistas desde el pueblo de Nazaré. Eso sí, si lo que buscas es un agradable, y seguro, baño en el mar, tendrás que optar por otros destinos.

Playa de Nazaré en Portugal

San Pedro de Moel

A unos 20 kilómetros al norte de Nazaré se encuentra San Pedro de Moel, un pintoresco pueblo enclavado entre el mar y un pinar, y que ofrece, junto al casco urbano, unas de las playas más deseadas por los vecinos de la zona. Porque la playa de San Pedro de Moel es ideal para el descanso y las vacaciones en familia, porque en algunos tramos el mar ofrece las condiciones idóneas para practicar surf y kitesurf, y porque es tan acogedora que no querrás que el día acabe.

Praia do Guincho, Cascais

En el parque nacional Serra de Sintra asoma la playa de Guincho, cuyos ganchos principales son la práctica de los deportes náuticos (aquí el viento sopla con fuerza y las olas animan a los aficionados al surf) y el paisaje agreste que rodea el arenal. Llegar hasta ella es difícil (aunque se sitúa a sólo 30 kilómetros de Lisboa, el acceso es complicado), pero tiene su recompensa, sobre todo si eres un amante de la aventura. De la aventura y de las historias de espías, porque en Guincho se rodó una de las secuencias más recordadas de la película ‘007 al servicio de su majestad’ (1969). ¿Cuál? Tendrás que visitar la playa para averiguarlo.

Portinho da Arrábida o Praia do Creiro, Setúbal

A 50 kilómetros al sur de Lisboa surge el Parque Natural de Arrábida y, en él, una de las playas más bonitas de Portugal. Portinho da Arrábida, también conocida como Praia do Creiro, ofrece al visitante un llamativo contraste de colores: el verde de la vegetación del parque, el blanco de la arena fina y los distintos tonos de azul del océano Atlántico, una combinación capaz de maravillar incluso al viajero más experimentado. Este arenal tranquilo, de difícil acceso y agua especialmente fría cuenta, además, con todos los servicios: vigilancia, bar, restaurante, alquiler de sombrillas y también de embarcaciones. ¡No te arrepentirás!

Isla de Porto Santo, Madeira

Su tamaño es pequeño, apenas 42 kilómetros cuadrados, pero la isla de Porto Santo cuenta con una ventaja turística sobre su vecina Madeira: una playa de arena fina de 9 kilómetros de longitud bañada por aguas de azul turquesa y enclavada en un paraje de aspecto casi salvaje (aunque la urbanización en la zona avanza con rapidez). Por si eso fuera poco, la playa de la isla de Porto Santo es única en Europa debido al uso medicinal de su arena. Tiene propiedades terapéuticas que alivian enfermedades como la artritis, el reuma o dolores musculares, por lo que no es extraño encontrarse a algún veraneante semienterrado en la arena.

Los arenales más exclusivos de Portugal están en el Algarve

El Algarve, la región más meridional de Portugal, es también la que mayor número de turistas recibe. ¿El motivo? Sus playas, que se cuentan entre las mejores del país.

Praia da Marinha, Lagoa

Praia da Marinha está formada, en realidad, por un conjunto de calas unidas entre sí por debajo de acantilados de color dorado. Se accede a ella a través de una escalera que desciende desde lo alto del acantilado (imprescindible tomar fotografías antes) y ofrece todo lo que se puede esperar del paraíso: arena fina, agua cristalina, paseos en barco, grutas de ensueño, unos fondos marinos que invitan al buceo… Con sólo bajar a la arena uno ya se da cuenta de por qué la playa de la Marinha es una de las playas más bonitas de Europa y todo un icono del turismo en Portugal.

PLaya da Marinha en el Algarve

Praia do Camilo, Lagos

Las formaciones rocosas esculpidas por la erosión del agua son también protagonistas en la playa de Camilo, una pequeña cala resguardada por acantilados y que sólo ve empañada la espectacularidad del paisaje por el gran número de turistas que suelen visitarla. Imprescindible llevar el equipo de esnórquel. No querrás sacar la cabeza del agua.

Praia da Dona Ana, Lagos

Un día de viento lo mejor que puedes hacer es dirigirte a la playa de Doña Ana, a la que puedes acceder a pie desde el centro de Lagos. Y es que se trata del arenal más protegido del Algarve contra el azote del viento. De nuevo, aquí encontramos acantilados dorados, escaleras para bajar a la arena y aguas cristalinas de azul turquesa, ¡y cálidas! ¿Qué más se puede pedir? La publicación Traveler la considera una de las 50 mejores playas del mundo.

Paria da Dona Ana
Fotografía de Felix König (German language Wikipedia)

Praia da Falésia, Albufeira

La mejor playa de Portugal y la número 16 de Europa según los premios Traveller’s Choice de TripAdvisor en su edición de 2017. Esta es la primera razón para visitar la larga playa de Falésia, pero por supuesto no es la única. La estrechez de su franja de arena que contrasta con los altos acantilados de colores rojizos que la flanquean ofrece una imagen de gran belleza, por lo que llevar la cámara de fotos contigo es requisito imprescindible. Cuenta, además, con todos los servicios de una playa concurrida.

Isla de Tavira

Una isla de arena de 12 kilómetros de longitud y a la que se accede en los ferries que salen de la ciudad de Tavira. Aquí es donde podemos encontrar una de las playas más amplias del Algarve portugués, ancha y de aguas tranquilas, ideal para pasar una jornada en familia. La playa de la isla de Tavira puede ser el colofón perfecto a tus vacaciones en el país vecino.

 

Ahora que ya conoces cuáles son las mejores playas de Portugal, ¿cuál vas a visitar primero?