El perro más caro del mundo: ¡no te lo vas a creer!

¿Sabías que el perro más caro del mundo es el mastín tibetano? Cerca de 2 millones de dólares se ha llegado a pagar en los últimos años por un ejemplar de esta mística raza perruna. El primero en asentar el récord fue Big Splash, un mastín tibetano rojo, que se ganó el título del perro más caro del mundo en 2011 cuando un empresario en China lo compró por 1,6 millones de dólares. En 2014, quien rompió el récord de Splash fue otro mastín tibetano que se vendió a otro millonario a China por 1,9 millones de dólares.

El mastín tibetano es uno de los perros más grandes del mundo, originario de las culturas nómadas de China y Nepal. Este perro, animal predilecto de los lamas y  guardián de los templos tibetanos por antonomasia, se ha convertido en una de las últimas modas, si tener un perro puede ser considerado una moda, entre los millonarios chinos. Considerado como una inversión, parece que el mercado chino espera que los precios de esta raza sigan en ascenso. ¿O es sólo una excentricidad apta para unos pocos?

El mastín tibetano se ha convertido en la mascota que todo millonario quiere tener. En Reino Unido, apenas existen 300 ejemplares. Pero ¿por qué es tan caro este perro? Su aparición como raza se remonta hasta hace casi 4000 años en China. Ese origen lo sitúa como la raza primigenia del resto de especies de mastín. Su carácter milenario y místico pone el resto. Si creemos al mismísimo Aristóteles, que en el año 350 a.C describió al mastín tibetano como una raza canina procedente del cruce del perro con el tigre.

mastín tibetano

¿Tigre o león? El macho de mastín tibetano alcanza fácilmente los 70 kg de peso, pero algunos ejemplares llegan incluso a sobrepasar los 90 kg. También conocido como dogo del Tíbet, esta raza tiene un gran parecido con los leones por su imponente melena rojiza. Los criadores  aseguran que además de su inteligencia, estos canes disponen de cualidades casi místicas: “Tienen sangre de león y son la flor y nata de los machos reproductores en la familia de los mastines”.

¿Qué otras razas de perros se encuentran entre las más caras?

Muy lejos de los precios y la exclusividad alcanzada recientemente por el mastín tibetano rojo, existen otras tres razas de perros que se encuentran entre las más caras. Los Cavalier King Charles Spaniel pueden alcanzar los 14.000 euros por cada ejemplar. Lo reconocerás porque es un habitual en casi todos los retratos de Carlos II, un perro de la realeza. El Samoyedo, procedente de los pueblos nómadas criadores de renos de Rusia, es una de las razas de perros más antigua. Hasta 10.000 euros se puede llegar a pagar por un cachorro. Los Rottweiler, pese a ser considerada una raza peligrosa, es un animal dedicado al pastoreo y utilizado como perros de búsqueda y rescate, perro guía, perro guardián, o perro policía. Su precio puede alcanzar los 8.000 euros por cada ejemplar.

Excentricidad, inversión o pedigrí pueden ser las razones que se encuentran detrás de estos precios desorbitados. Los perros más caros del mundo no están al alcance de cualquiera. Pero, ¿quién busca el cachorro más caro del mundo cuando puede tener al mejor amigo del hombre?