Las 5 mejores playas de Málaga, la Costa del Sol

La Costa del Sol es uno de los principales focos turísticos de nuestro país, destino preferente para gente VIP así como para visitantes extranjeros, sobre todo británicos, alemanes y franceses. El agradable clima del Mediterráneo, sus playas de arena blanca, la cálida temperatura del agua y los numerosísimos servicios que ofrece el litoral malagueño (hoteles, clubes de golf, centros comerciales, restaurantes, puertos…) hacen de la Costa del Sol un lugar de ensueño para disfrutar de unas vacaciones premium inolvidables. Y la primera parada en este merecido descanso, aparte del hotel, puede ser cualquiera de los siguientes arenales que te presentamos: nuestro particular top 5 de las mejores playas de la Costa del Sol en Málaga.

Playa de Calahonda en Nerja

La playa de Calahonda es uno de los arenales más fotografiados no sólo de Málaga, sino de toda Andalucía. De hecho, lo incluimos en nuestro listado de las mejores playas andaluzas, y motivos no nos faltan. Calahonda es una playa diminuta, de apenas 120 metros de longitud, pero situada en un lugar privilegiado: cercada por acantilados a un costado del famoso Balcón de Europa en el centro de Nerja, el mirador más solicitado de la región.

Para acceder a la arena es necesario bajar por un lateral del balcón, siguiendo un camino en zigzag. Ya abajo, el visitante puede disfrutar de una agradable siesta bajo la tumbona (si encuentra hueco) o bien zambullirse en el agua e inspeccionar el fondo marino. El agua cristalina de esta zona del Mediterráneo invita a no separarse del equipo de esnórquel.

Sea cual sea tu actividad en la playa, de lo que puedes estar seguro es de que Calahonda, sin duda la mejor playa de Nerja, no te defraudará.

Playa de Calahonda en Nerja

Playa de la Malagueta en Málaga

En el casco urbano y cercana al puerto, la Malagueta es un símbolo de la ciudad de Málaga. O, al menos, se trata de uno de los arenales más visitados por los locales y turistas. ¿Razones? Su extensión, con una longitud superior a un kilómetro y una anchura media de 45 metros; cuenta con accesos sencillos y duchas; y la oferta de restauración de la zona es muy amplia.

Si visitas la ciudad de Málaga en tu ruta por la Costa del Sol, no puedes dejar de visitar esta playa, muy concurrida, eso sí, los fines de semana, y que forma parte de la identidad de los malagueños.

Playa de Bil-Bil en Benalmádena

No es ni la más amplia ni la más bonita (aunque para gustos, los colores) de esta zona de la Costa del Sol, pero la playa de Bil-Bil tiene un encanto especial que la hace merecedora de figurar en este ranking. Y ese encanto no es otro que el castillo de Bil-Bil, un chalet privado levantado en la década de los 20 que desde los 80 es de titularidad municipal y acoge numerosos actos culturales (además de ser el destino preferido de muchas parejas de novios que buscan dónde celebrar su boda).

La arquitectura de estilo árabe del castillo lo ha convertido con el paso del tiempo en una de las edificaciones más emblemáticas de la Costa del Sol, por lo que sentarse en la arena a tan sólo unos metros de sus paredes es un must en tu viaje a Málaga. La playa de Bil-Bil cuenta con acceso para minusválidos, servicio de alquiler de tumbonas, chiringuitos y muchos otros servicios para que en tu día de playa no falte nada.

Playa de Artola-Cabopino en Marbella

Marbella es sinónimo de lujo y excesos (la vivienda a la venta más cara de España, Casa Loriana, se ubica en la ciudad), por eso supone todo un soplo de aire fresco toparse con una playa como la de Artola-Cabopino en sus inmediaciones. Salvaje, de fina arena y agua cristalina, se enclava en el Monumento Natural de las Dunas de Artola, una línea de dunas fósiles y móviles de gran importancia geológica y que puede recorrerse a través de un sendero. Aquí, los grandes hoteles, los yates y los coches de alta gama dejan paso a la naturaleza, lo que convierte este arenal en uno de los mejores de la Costa del Sol.

La playa cuenta, además, con una zona nudista, un chiringuito, duchas y otros servicios que justifican la bandera azul que ondea en su arena. Si pasas por Marbella y necesitas desconectar, acércate a ella y no te arrepentirás.

Playa de Artola en Marbella

Playa del Cristo en Estepona

La playa del Cristo forma una pequeña cala de algo más de medio kilómetro de longitud que resulta ideal para familias con niños. Su arena de color oscura, sus aguas tranquilas y poco profundas, así como los servicios que ofrece, le han valido la concesión de bandera azul en varias ocasiones, incluido este año 2017.

En el casco urbano de Estepona pero alejada del centro, la playa del Cristo es un rincón al que merece la pena acercarse tanto para disfrutar de una jornada en familia sin sobresaltos (no cubre, no hay mareas, no hay rocas) como para desconectar del estrés del trabajo y dejarse llevar por el sonido de las olas llegando a la arena. Además, no suele haber problema para aparcar el coche.

 

¿Te gusta nuestra selección de las mejores playas de la Costa del Sol en Málaga? Populares, salvajes, tranquilas, con encanto especial… una visita a cualquiera de ellas te proporcionará sin duda el descanso que mereces en tus vacaciones premium en el principal destino turístico de España.