Las 4 mejores playas de toda Andalucía: ¡descúbrelas!

Se acerca el verano y, con él, unas merecidas vacaciones. ¿Playa o montaña? Playa. ¿Norte o Sur? Norte. ¿Península o islas? Península. ¿Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana o Cataluña? Andalucía. Si la comunidad del Sur de España es tu destino elegido (buen tiempo, enclaves paradisíacos, gastronomía irresistible…), no puedes perderte esta breve guía de las mejores playas andaluzas. Arenales de visita obligada donde echar la toalla, tumbarte al sol y disfrutar del mar. Porque unas vacaciones especiales se merecen playas exclusivas.

Playa de Bolonia en Cádiz

En 2016 fue elegida la tercera mejor playa de España según TripAdvisor y la quinta de Europa. Bolonia se encuentra en el término municipal de Tarifa, a pocos metros de unas ruinas romanas, Baelo Claudia, y junto al famoso monumento natural de la Duna de Bolonia.

Si su privilegiada localización no te parece razón suficiente para visitarla, su arena fina de color dorado y las cristalinas aguas del Atlántico que la bañan terminarán por convencerte. Se trata, además, de una playa virgen de casi 4 kilómetros de longitud en la que puedes practicar nudismo, pasear a caballo, hacer surf ya que el viento suele ser habitual, e incluso embadurnarte de barro para cuidar tu piel.

Playa de Bolonia

Playa de Los Muertos en Almería

La costa almeriense, con su paisaje desértico, rocoso y sus aguas cristalinas, presenta a cada paso un arenal de singular belleza. Elegir sólo uno es difícil (¿la nudista Playa de Vera? ¿La Playa de la Araña donde puedes ir con tu perro?), pero en cualquier ranking de los mejores arenales de Almería nunca falta la Playa de los Muertos.

Ubicada en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, cuenta con algo más de un kilómetro de arena fina y aguas cristalinas con, eso sí, mucho desnivel. El acceso al arenal es complicado, e implica bajar por una rampa natural muy empinada. Pero el esfuerzo merece sin duda la pena. La Playa de los Muertos, virgen, masificada en verano y peligrosa cuando sopla viento fuerte de levante, es fácilmente reconocible por las dos grandes rocas que asoman en uno de los flancos.

Playa de Calahonda en Málaga

En plena Costa del Sol malagueña, los casi 4,5 kilómetros de la Playa de Calahonda se han convertido en uno de los destinos más frecuentados por locales y turistas los meses de verano. Una franja de rocas y arena de color oscuro que cuenta con una zona urbanizada y otra prácticamente virgen donde abunda la vegetación. Los servicios que ofrece son numerosos, y la tranquilidad de sus aguas, tan cristalinas que el buceo es una de las actividades más populares en la zona, resulta irresistible para quienes buscan una playa que les deje con ganas de más. Por eso, pese a no ser precisamente la playa más bonita de Málaga, sí es un destino imprescindible.

Playa de Calahonda

Cuesta Maneli en Huelva

La experiencia en Cuesta Maneli comienza nada más aparcar el coche. Una pasarela de madera de algo más de un kilómetro sale hacia la playa (es su único acceso) atravesando primero un conjunto de dunas enclavadas en pleno Parque Nacional de Doñana, y parando después junto a un acantilado con magníficas vistas. Pero lo que hay abajo tampoco es poca cosa: 5 kilómetros de arena fina y suave y aguas cristalinas que no desmerecen el apelativo ‘paraíso natural’.

En Cuesta Maneli te sentirás lo suficientemente alejado de la civilización para sacarle el máximo partido a tu descanso, pero al mismo tiempo lo suficientemente cerca como para disfrutar de la amplia gama de servicios turísticos que te ofrece la costa onubense.

Si este verano buscas una playa exclusiva y sobre todo inolvidable para disfrutar de tus vacaciones en Andalucía, no te pierdas algunas de las mejores playas andaluzas que te proponemos.