10+1 lugares para visitar en España antes de morir

España es un país lleno de tesoros. Playas paradisíacas, monumentos históricos, ciudades medievales, ruinas romanas y árabes, edificios de diseño indescriptible… Por algo el país es uno de los principales destinos turísticos del planeta. Mires hacia donde mires, al norte, al sur, al este o al oeste, encontrarás un lugar especial que merece la pena una visita. Pero muchos de ellos no sólo la merecen, sino que conocerlos es casi una obligación. A continuación te presentamos nuestra selección (meditada pero por supuesto discutible) de los lugares que uno debe ver en España antes de morir.

Como reza el dicho, no están todos los que son, pero sí son todos los que están.

La Alhambra, Granada

Es el gran tesoro de la herencia árabe que conserva nuestro país y un referente del turismo en todo el mundo. Pasear por sus jardines, sus palacios nazaríes y renacentistas, y su fortaleza, levantados cada uno en distintos siglos y con estilos diferentes, es una experiencia que no deja indiferente. El recorrido por la ciudad palatina necesita un par de horas y reserva previa, pero la sola entrada en el Patio de los Leones ya es en sí toda una recompensa.

Cabo de Gata-Níjar, en Almería

Algunas de las mejores playas del país, de agua cálida y cristalina y aspecto salvaje, se encuentran en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Pero el principal motivo para acercarse son sus paisajes: áridos, de origen volcánico, inmortalizados en clásicos de la televisión como aquel ‘Curro Jiménez’; en definitiva, paisajes que probablemente no encuentres en ningún otro lugar de Europa.

Casco histórico de Cáceres

Que la Unesco concediera la distinción de Patrimonio de la Humanidad al casco histórico de Cáceres se entiende nada más traspasar su muralla y adentrarnos en el entramado de callejuelas y plazas que recorren la ciudad vieja. Palacios medievales, conventos, plazas monumentales, torres de origen árabe, barrios judíos…Su encanto es innegable. Hasta la cadena norteamericana HBO se ha fijado en Cáceres para rodar su serie ‘Juego de tronos’.

Plaza de San Jorge en Cáceres

Gran Vía de Madrid

La Gran Vía es el corazón cultural, comercial y social del país. Proyectada a principios del siglo xx y con una extensión de 1,3 kilómetros, en la actualidad se la conoce como el Broadway madrileño gracias a los muchos teatros que recorren la calle. Cuando pasees por ella, desde la calle Alcalá hasta la Plaza España o haciendo el recorrido inverso, no te olvides de mirar hacia arriba para admirar los detalles arquitectónicos de sus azoteas.

Muralla de Ávila

La muralla que rodea el casco antiguo de Ávila prácticamente en su totalidad se aprecia ya desde la lejanía. Con una extensión de cerca de kilómetro y medio, multitud de torreones y nueve puertas de acceso a la ciudad, es sin duda el símbolo de la provincia. Patrimonio de la Humanidad, es el recinto amurallado medieval mejor conservado de Europa.

Santa María del Naranco, Asturias

En una ladera del Monte Naranco en Oviedo encontramos esta iglesia prerrománica, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que no se parece a ningún otro templo conocido. De hecho, el edificio, construido en el siglo IX, se proyectó como palacio y no como iglesia. Admirar su peculiar exterior de piedra merece la pena la subida, pero es que, si te das la vuelta, disfrutarás de las maravillosa vistas sobre la ciudad de Oviedo y las montañas de sus alrededores.

Santa María del Naranco en Oviedo
Fotografía de Carlos Rodríguez (FotoLitos)

Plaza Mayor de Salamanca

Maravilla barroca del siglo XVIII, una de las plazas mayores más equilibradas y bonitas (si no la que más) del país, polo de atracción de universitarios procedentes de (casi) todos los rincones del planeta… Sentarse en el centro de esta plaza diseñada por Alberto Churriguera un día de verano (ahí, en el mismo suelo) y disfrutar del animado ambiente de Salamanca no tiene precio.

Playa de La Concha, San Sebastián

Aunque su arena no sea la más fina ni su agua la más cristalina, la playa de la Concha, el arenal urbano más famoso del país, es una imprescindible si te acercas al País Vasco. Su elegante barandilla blanca y las bonitas vistas que ofrece (isla de La Tortuga enfrente, montes Igueldo y Urgull en los extremos) no te defraudarán. Por algo es una de las mejores playas de España según el buscador TripAdvisor.

La Sagrada Familia, Barcelona

Aun sin estar terminada, el Templo Expiatoria de la Sagrada Familia, la obra póstuma de Antoni Gaudí que casi un siglo después de su muerte continúa en construcción, es uno de los edificios religiosos más extravagantes y populares del país. Sus líneas curvas, sus colores, sus extraños detalles…. hacen de ella una visita imprescindible, aunque sólo sea por adivinar cómo será cuando las obras toquen a su fin.

Sagrada Familia en Barcelona

Parque de Garajonay en la Gomera, Canarias

El Parque Nacional de Garajonay es un fósil viviente, uno de los últimos ejemplos de bosque de laurisilva (tropical) que un día poblaron Europa, y uno de los enclaves que te recomendamos para disfrutar de los paisajes otoñales. Aunque los colores típicos del otoño aquí se reemplazan por el verde intenso, la humedad y la bruma. Garajonay es uno de los pocos parajes naturales que cuenta con la distinción de Patrimonio de la Humanidad.

Catedral de Santiago de Compostela

Cientos de miles de peregrinos recorren, a pie o en bici, kilómetros y kilómetros para llegar a la Catedral de Santiago de Compostela. Sólo por eso, conocer este templo románico de imponente fachada barroca es visita obligada. En el interior, el pórtico de la Gloria del maestro Mateo, la cripta sepulcral del Apóstol Santiago, la hipnótica ceremonia del Botafumeiro…participan en la recompensa.

Con 11 seleccionados, la lista se queda corta, muy corta. ¿Qué otros lugares consideras que se debe ver en España antes de morir?