Generación X, ¿cómo reconocerla?

Generación X, generación perdida o generación de la apatía, los nacidos entre 1961 y 1979 acumulan tantos nombre como características. ¿Cómo saber a qué generación perteneces? ¿Te identificas con los principales comportamientos y características de la generación X, que nació bajo el signo del inconformismo grunge de Kurt Cobain y el toque naíf de David Carradine? En Positive repasamos qué hace únicos a los miembros de la generación X.

Situémonos cronológicamente. Los miembros de la generación X (1961-1979) son hijos de los baby boomers (nacidos entre el final de la Segunda Guerra Mundial y 1960) y padres de los millennials o generación Y (nacidos en 1980-1999). Ojo que en esta sucesión de ismos generacionales vamos ya por la Z (nacidos a partir del 2000) y no sabemos dónde quedan los viejóvenes que diría Joaquín Reyes.

La generación “Peter Pan” o generación X es la misma que sobrevivió al bombardeo del consumismo de los años 1980 y 1990, vivió la llegada de Internet y la burbuja del .com en la década de los 90, y se adaptó con soltura (no tanto como los millennials y los youtubers, pero casi) a los cambios tecnológicos que se impusieron y las nuevas formas de comunicación asociadas, asistió como espectadora de lujo a la caída del muro de Berlín y al fin de la Guerra Fría y sobrevivió a la aparición del sida, que devastó a toda una generación.

¿Y en España? En España, la generación X dejó volar sus alas al amparo de la libertad y la esperanza que impuso el cambio de régimen político y la Transición, creó algo tan único e irrepetible como “La movida madrileña” porque eran y son la generación sin temor, que buscaba su sitio y nuevas formas, contestarias y excesivas a lo “Pepi, Luci y Bom y otras chicas del montón” de responder a una realidad que pretendía dejar de ser gris pero no encontraba su color. No olvidemos que fue la primera generación de mujeres que vivían derechos reales para las mujeres.

Como diría Loquillo: “memoria de jóvenes airados”, que vivieron con el estigma de ser JASP (jóvenes aunque sobradamente preparados), que se debatieron entre ser Ethan Hawke y Winona Ryder en Reality Bites (1994), que crecieron con La Bola de Cristal y la televisión en blanco y negro (Naranjito ya los pilló mayores, tanto como para ver la mano de Dios, o de su embajador en la tierra, Maradona). Fue la generación a la que le tocó vivir la llegada del CD, el PC de escritorio y el pinball; la misma que despidió las cintas en cassette y vídeos. En definitiva, hijos de EGB y un bocadillo de Nocilla.

Generación X

¿Cómo nació el término Generación X?

El término Generación X fue acuñado por el fotógrafo y periodista Robert Capa a principios de los años 1950. Lo usó para un ensayo fotográfico sobre los jóvenes, hombres y mujeres, que crecieron después de la Segunda Guerra Mundial. Capa dijo: “nombramos esta generación desconocida, la generación X, y ni siquiera en nuestra primera aproximación nos dimos cuenta de que teníamos algo tan grande capaz de enfrentar a nuestros bolsillos y talentos”. Con una descripción tan enérgica, no es de extrañar que varios movimientos de contracultura acuñaran el término y lo hicieran suyo. En 1991, el nombre fue popularizado en el escritor canadiense Douglas Coupland con su novela Generation X: Tales for an Accelerated Culture. De ahí a ser la generación de la MTV sólo hubo un paso. Cómo los primeros videoclips dieron paso a los youtubers no deja de ser la ejemplificación clara de la evolución darwiniana.

¿Qué une a los miembros de la Generación X además de la memoria colectiva de una época y la descripción romántica de Capa? Según un estudio realizado por la Universidad de Michigan, la mayoría de los miembros de la llamada generación X tienen vidas activas, equilibradas y felices -el éxito en la vida para esta generación es “tener una familia feliz (85,3%) , disfrutar la vida (46,3%), vivir rodeado de buenos amigos (37,8%) y no depender del dinero (37,7%)- y dedican su tiempo libre a la cultura, el ocio al aire libre o la lectura.

Son multitarea, activos e hiperconectados. Más del 25% de esta generación lee a diario las ediciones digitales de los periódicos de información general, un 22% más que la media de la población española. 9 de cada 10 de los internautas de la generación X acceden a Internet a diario o casi a diario.

Con valores claros, preocupados de lo que ocurre a su alrededor, asiduos de las posibilidades que la tecnología les ofrece, guardianes de una historia cercana y de una memoria en blanco y negro, ¿te reconoces como miembro de la generación X?