Depresión: qué es y cómo detectar los primeros síntomas

Tristeza, desánimo, pérdida de interés, cansancio y negatividad constante, pesimismo, culpabilidad, baja autoestima, dolores de cabeza, mareos, taquicardias, falta de aire… ¿Reconoces los síntomas? La mayoría de las personas no son conscientes de los síntomas de la depresión, una enfermedad más compleja que lo que implica la mera expresión “sentirse triste”. La depresión constituye hoy en día un problema de salud que afecta a unas 350  millones de personas en el mundo y que tiene graves repercusiones tanto para el paciente, los familiares y la sociedad en general. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, en el año 2020 la depresión será la principal causa de discapacidad en todo el mundo, sólo superada por las enfermedades cardiovasculares. La concienciación social se hace, en este contexto, esencial, así como es fundamental disponer de una adecuada información sobre la enfermedad.

Distinguir una depresión de otros desórdenes de la vida afectiva no es sencillo, porque los pacientes pueden presentar síntomas opuestos: exceso de apetito, pérdidas del mismo, somnolencia o insomnio, lentitud motriz o agitación y taquicardias. Estudios científicos sobre pautas de comportamiento tampoco han conseguido establecer un perfil de paciente. Ni género ni historia familiar son determinantes. La depresión es heterogénea y, por tanto, un mismo tratamiento no es útil para todos los casos.

stop depresión

Alimentación, ejercicio y apoyo: las claves

Existe un tipo de depresión estacional (es el caso de la astenia otoñal) que se produce cuando el paciente reiteradamente presenta este tipo de cuadros durante una determinada época del año. Este Trastorno Afectivo Estacional (TAE) en la mayoría de los casos, es más habitual en mujeres que en hombres.  Al margen de tratamientos con especialistas, parece haber una unanimidad en valorar ciertos factores como recomendaciones para paliar los procesos depresivos y los estados de ansiedad:

Hacer ejercicio para mejorar el estado de ánimo y la autoestima y activar la serotonina.

Compartir más tiempo con amigos y seres queridos y realizar actividades de ocio como leer un buen libro, invitar a amigos a casa, ir a ver una película…

Alimentarse bien. Una dieta equilibrada y una alimentación saludable es la base para que nuestro organismo tenga la fortaleza necesaria para afrontar el día a día.

La meditación, yoga, pilates, mindfulness son actividades que permiten encontrar el equilibro entre mente y cuerpo.

Establecer rutinas de sueño y horarios de comidas ayuda a mantener el orden necesario para enfrentarse a este tipo de procesos con regularidad y calma.

mujer deprimida

Instagram o cómo detectar la depresión en la red social

¿Sabías que las fotos tomadas, editadas y compartidas en Instagram pueden captar signos de depresión? Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Harvard y la Universidad de Vermont ha concluido que existe una correlación entre los colores con los que el usuario publica sus imágenes y su estado anímico mental. Tras analizar los filtros, el número de caras que se ven y los colores utilizados en las imágenes publicadas en Instagram de más de 13 mil personas, de las cuales 166 sufren depresión clínica, los investigadores descubrieron que características como el brillo, el contraste, la saturación, y el color de la foto, pueden definir si una persona sufre depresión. Entre los individuos que no tenían diagnosticada una depresión, el filtro preferido es el Valencia que aclara la imagen original. Entre las 166 personas del estudio que aseguraron padecer depresión, los filtros más usados son los que oscurecen la imagen o el blanco y negro.

 

La palabra depresión puede causar miedo a la hora de enfrentarse a un diagnóstico pero, al igual que en el tratamiento de otras enfermedades, la clave es la actitud y la constancia. Reconocer los primeros síntomas puede ayudarnos a enfrentarnos de una forma consciente e informada a esta realidad. La prevención y concienciación son, por tanto, fundamentales.