El paso del tiempo a través del ojo: ¿cómo envejece la vista?

¿Sabías que el 95% de los españoles considera que la vista es el sentido más valioso? Según el Libro blanco de la visión en España, un 83% de los españoles prefieren perder el gusto al sentido de la vista y un 78% el oído. Incluso el 79% preferirían perder parte de su salario. Siendo un sentido tan importante, es lógico preguntarse ¿cómo envejecen los ojos y qué hacer para paliar ese proceso? ¿Se nota el paso del tiempo a través del sentido de la vista?

El ojo es el primer órgano que nota el paso del tiempo. El problema más común asociado al envejecimiento del ojo es la presbicia o vista cansada, que afecta al 95% de la población mayor de 50 años y al 81% de la población a partir de 45 años. La presbicia es un defecto visual asociado al envejecimiento del ojo. La excesiva sobreexposición a la luz azul emitida por las pantallas digitales (tablets, smartphones y ordenadores son herramientas comunes en el día a día) repercute en la aceleración de este envejecimiento natural del ojo y la pérdida de elasticidad del cristalino. Todas las personas acaban teniendo presbicia tarde o temprano, aunque lo más frecuente es que se manifieste a partir de los 40-45 años. Por esta razón, el ojo, y concretamente el cristalino, es el primer órgano en sentir el envejecimiento natural del organismo.

Otro problema ocular, ligado a la edad y que muestra cómo el ojo es un órgano sensible al paso del tiempo, es la sequedad ocular o el síndrome del ojo seco, provocado por la disminución de lágrimas. La edad también se percibe en la córnea y en las procesos degenerativos asociados a ella que pueden causar enrojecimiento, ojos llorosos, dolor, reducción de la visión o el efecto de ver algo como si fuera un halo.

Factores externos que aceleran el envejecimiento del ojo

La córnea permite enfocar la luz que entra al ojo pero factores externos como infecciones, lesiones, agentes tóxicos y otros factores pueden afectar y acelerar su degeneración. Existen tratamientos oftálmicos para paliar esta situación como el cambio en la fórmula de sus lentes, el uso de gotas o, en casos más graves, cirugías y  trasplantes de córnea.

Mesa de trabajo

Otro factor externo que acelera el envejecimiento de ojo, en este caso del cristalino, es la sobreexposición al sol ya que sus células dañadas por los rayos UVA no se regeneran. Cuando el daño solar se va acumulando a lo largo del tiempo puede ser la causa de una aparición temprana de cataratas. La retina también se puede ver afectada por la incidencia directa del sol, que contribuye al desarrollo de la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad). Para evitar que el sol acelere el envejecimiento ocular, los especialistas recomiendan proteger los ojos con gafas de sol, obviamente con gafas de sol homologadas.

¿Cómo proteger los ojos contra el envejecimiento natural?

A nivel mundial, las mujeres cuidan más de su vista que los hombres y aún así sólo el 66% de ellas hace revisiones regulares, frente al 57% de los hombres. Las revisiones oftálmicas periódicas son una buena forma de proteger el ojo del envejecimiento natural. Existen otras formas de prevención de la vista cansada. Es el caso de la regla del 20 para evitar la fatiga visual frente a un ordenador: cada 20 minutos levanta la vista durante 20 segundos mirando a 20 pies (medida anglosajona que equivale a 6 metros) para relajar la visión. El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL) aporta otros consejos para evitar la fatiga visual y mejorar su calidad de vida. Por ejemplo que la dirección de los ojos coincida con la parte superior de la pantalla del ordenador, sobre todo cuando pasamos en torno a 8 horas de exposición en el trabajo, mantener una distancia entre 55 y 60 cm, y hacer uso de fuentes naturales de luz en la habitación en la medida de lo posible.

 

El ojo envejece como parte de un proceso natural que podemos paliar en la medida de lo posible siguiendo recomendaciones de bienestar y revisando periódicamente nuestra vista.