10 históricos y exclusivos clubes de jazz que deberías conocer

Viva, ajena a academicismos y clichés, en constante evolución… El jazz nos atrapa para no soltarnos jamás. El jazz es un cóctel que se debe degustar en lugares especializados que buscan el encuentro entre el cliente sibarita y la recreación cultural, es la perfecta unión entre la forma musical negra del ritmo, fraseo y producción de sonido con la tradición europea en la instrumentación, melodía y armonía. ¿Eres un amante de la música de jazz, exclusiva y apta para los más entendidos? ¿Te gusta la calidad en todo, hasta en la música? Entonces seguramente quieras conocer cuáles son los templos de la música de jazz a donde tienes obligatoriamente que viajar alguna vez en la vida

La Zorra y el Cuervo, La Habana

Situado en la calle Rampa de la Habana encontrarás La Zorra y el Cuervo, el club de jazz más famoso y no menos recóndito de La Habana. El acceso a este club es muy curioso, a través de una cabina de teléfono roja, icono de la ciudad de Londres, llegas al mítico sótano donde puedes escuchar a grupos noveles o a grandes profesionales. En este club han actuado mitos de la escena jazzística como Chucho Valdés o George Benson. ¡No te pierdas el mejor jazz cubano mientras degustas un buen mojito!

Birdland, Nueva York

Si quieres conocer un club de jazz histórico debes ir al Birdland, este nombre lo tiene en honor a Charlie Parker apodado “Bird”. Estuvo cerrado en los años 70 pero se volvió a abrir en 1986, con cambio de dirección incluida, y que acoge lo mejor del jazz del momento: Pat Metheny, Lee Konitz, Diana Krall, Dave Holland, Regina Carter, Tito Puente.

Charlie Parker

Blue Note, Nueva York

Abierto en el año 1981 es conocido mundialmente tanto por su programación como por sus tarifas al alcance de los más privilegiados. Lo mejor para disfrutar de una noche completa es reservar con antelación mesa para cenar y disfrutar de la mejor velada de jazz actual, por ejemplo Chick Corea, un plan perfecto si planeas ir por la gran manzana.

Blue Note Chick Corea

Village Vanguard, Nueva York

Otro de los clubes más apreciados de Nueva York, fundado en 1935 por Max Gordon, es el Village Vanguard, siempre presente en cualquier crónica del mejor jazz internacional. Este local situado en el sótano ha acogido a los más grandes, John Coltrane quien grabó su disco “The Complete 1961 Village Vanguard Recordings”, Bill Evans, Wynton Marsalis.

Village Vanguard

Le Caveau de la Huchette, París

Nunca imaginarías que un lugar como una antigua sala de ejecución donde había una guillotina, se encontraría ahora este mítico club del Barrio Latino de París. Por esta sala han pasado los mejores jazzman. Count Basie, Lionel Hampton, Art Blakey o Bill Coleman, este club se convierte en la cuna del jazz europeo tras la segunda gran guerra y donde desembarcan las grandes figuras americanas. Cada noche abre para para quienes tengan el placer de bailar y escuchar música al más puro estilo del “Cotton Club” “Savoy”… Es tan reconocido que incluso sale brevemente en una escena de la oscarizada película “La, La, Land”.

Jazz Club Étoile, París

El Jazz Club Étoile, antes conocido como Jazz Club Lionel Hampton lo fundó el jazzman americano apodado ‘Moustache’ Lionel Hampton, en 1975. Ha visto pasar por su escenario a los mejores de la música jazz, soul y blues Dizzy Gillespie, B.B. King, Fats Domino y todos los grandes han pasado por esta sala situada en el hotel Méridien Étoile. Así que si pasas por la ciudad de la luz, no te olvides de este sitio tan emblemático mientras degustas uno de sus cócteles.

Jazz Club Étoile

Preservation Hall, Nueva Orleáns

La cuna de la música negra americana y cuna del jazz es la ciudad de Orleáns, tiene en su callejero muchos clubes de jazz que merecen la pena visitar pero si eres amante de la música y buscas algo genuino este es un garito diferente, es un lugar de encuentro donde acuden generaciones enteras de apasionados y por donde han pasado las grandes glorias del género, además de contar con su propia banda, la veterana Preservation Hall Jazz Band.

Preservation Hall

The Green Mill, Chicago

Una leyenda es este club de jazz donde te puedes sentar donde el mismo Al Capone escuchaba música y seguramente hacía sus negocios allá por los años 30 y donde podrás degustar lo mejor de los sonidos del dixieland, jazz tradicional, bebop… Von Freeman, Franz Jackson y Wilbur Campbell, Kurt Elling, Eric Alexander han pasado por este lugar con mucha historia.

Ronnie Scott’s, Londres

El saxofonista británico Ronnie Scott abrió en 1959 en un sótano, en pleno Soho este histórico club de jazz. Jazzmen británicos, como Dick Morrissey o Sir John Dankworth, han pasado por el club, Sarah Vaughn, Ornette Coleman, Miles Davis o Chet Baker han tocado en este local londinense que es parada obligatoria si viajas a Londres y amas el jazz.

A los selectos socios de este club se les pide que, además de pagar los 400€ que cuesta la entrada al local, hablen lo mínimo posible durante las actuaciones. En Ronnie Scott´s, el protagonista absoluto es el jazz en estado puro.

Yorckschlösschen Home of Jazz and Blues, Berlín

Berlín es una ciudad llena de cultura, la más cosmopolita del continente europeo, donde puedes toparte con joyas como este club de jazz que es el más antiguo de Berlín, con más de 120 años de historia. Aunque el nazismo prohibió el jazz éste volvió con fuerza tras la guerra y este sótano con actuaciones diarias mantiene vivo ese espíritu de protesta

 

El jazz nació en Estados Unidos a principios del siglo XIX y se puede decir que es la aportación más importante que han hecho los EE.UU a la cultura mundial. Música de minorías los grandes nombres del jazz son conocidos por todos, Duke Ellington, Louis Armstrong, Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Dizzie Gillespie, Charlie Parker, John Coltrane, Aretha Franklin, Miles Davis… Igual has tenido ocasión de ver a alguno de los grandes genios del jazz pero si no es así este recorrido por los mejores clubes de todo el mundo lo puedes incluir en tu lista de los deseos.