10 canciones alegres para recuperar el zen en la vuelta al trabajo o a los estudios

No te dejes engañar por el título “10 canciones para recuperar el zen”. Si crees que esto es una lista de misticismo y Enya en los baffles, te has equivocado. Para recuperar el zen en este mes cargado de vueltas al cole y al trabajo, de cuestas de septiembre, de incertidumbres y cansancios, te proponemos 10 canciones que te harán mover la cabeza al ritmo del mejor jazz, blues y rock melódico.

Empezamos suavecito para que el ruido del tráfico, el barullo del metro, el ajetreo de las calles empiece a pausarse con los acordes de Hannah Williams & The Tastemakers y su Things to Come.

Lou Reed no es ni de lejos el colmo del positivismo pero no podemos dejar de escuchar con atención cada lento acorde, cada palabra susurrada de Perfect Day.

Bill Withers – Lovely Day. “When I wake up in the morning, love and the sunlight hurts my eyes, and something without warning, love bears heavy on my mind”. Si este primer estribillo no te hace menear la cabeza con swing y alejar preocupaciones, cansancio y estrés, no sabemos qué puede hacerlo.

Después de las lentas, toca ponerle ritmo a nuestra playlist zen. Después de I feel good de James Brown, esta es posiblemente la canción que mejor rollo y mejor ritmo nos deja. ¿Qué opinas de Mark Ronson y su Feel right?

¡Sí! Inyección pura de energía al escuchar el primer “uhhhhhhh” de Katrina & The Waves – Walking on sunshine. No te cortes, esto es mejor que un anuncio de yogur con bífidus: libera endorfinas.

Para silbar al unísono (y no es la banda sonora de Verano Azul), os proponemos Don’t worry, be happy de Bobby McFerrin. ¿Aceptas el trato?

Entre nuestras canciones favoritas para recuperar el zen perdido, nunca falta Avicii con Wake me up. Forma parte de las 20 canciones seleccionadas por Spotify para empezar el día con energía y nosotros estamos totalmente de acuerdo.

Happy de Pharrel Williams fue el pasado año la canción de moda, el himno del buen rollo. Y a nosotros nos parece que aún sigue siéndolo. Una oda al positivismo que no queremos dejar de incluir en nuestra playlist. ¿Nos equivocamos?

Y vuelve la calma, o la semi calma. Después de activar todos los músculos de nuestro cuerpo bailando al ritmo de las anteriores canciones para recuperar el zen, nos quedamos con Shiny happy people de REM.

Y para cerrar, ¡el boss! Waitin’ on a Sunny Day de Brice Springteen. En directo, como si estuvieras en el Vicente Calderón escuchando 3 horas interminables y compartiendo himno musical tras himno musical. Toda una declaración de intenciones. Sunny day is coming!

¿Qué opinas de nuestro listado musical? Dino qué canción, cada vez que la escuchas, te devuelve la paz y el equilibrio interior. ¡Ayúdanos a completar nuestra playlist zen!