Balnearios: una opción muy saludable para disfrutar en familia

¿Por qué un balneario es la mejor opción para tu próxima escapada en familia? El agua termal no sólo es la aliada perfecta para tu salud sino que es un plan de ocio también apto para niños, aunque con ciertas precauciones. Tomar distancia con la rutina y el estrés diario y relajar cuerpo y mente son las principales razones que nos llevan a elegir un balneario para una escapada de fin de semana. Pero hay más, mucho más.

Salud y belleza están unidas desde hace siglos al termalismo. Romanos, egipcios y griegos han sucumbido al pasar de los siglos a los beneficios termales. Las cosmética termal actual basa sus principios en los beneficios termales descubiertos en la antigua Roma. Las aguas mineromedicinales disponen de características especiales, según su tipología (sódicas, alcalinas, sulfuradas, bicarbonatadas, fluoradas) y su temperatura que al ser absorbidas por la piel favorecen la regeneración celular y la activación del metabolismo. Son altamente reconocidas las cualidades de las aguas termales para el tratamiento de dermatitis atópica (urticaria, heridas, psoriasis, cicatrices de quemaduras) y  para la dermocosmética (limpieza, hidratación, filtro solar, envejecimiento de la piel), además de su efecto relajante y revitalizante.

El poder curativo del agua forma parte de la literatura y el pensamiento universal. No en vano, el mismo Heráclito llegó a pronunciar: “Para las almas es muerte llegar a ser agua, para el agua es muerte llegar a ser tierra, y de la tierra nace el agua, del agua el alma”.

Balnearios: fuente de salud

La balneoterapia, que no es más que el uso de aguas mineromedicinales con efectos terapéuticos, es recomendada para patologías reumáticas (artrosis, neuralgias, tendinitis…), respiratorias (rinitis, laringitis, faringitis y otitis), digestivas y renales (gastritis, úlcera gastroduodenal, estreñimiento, hemorroides) e incluso cardiovasculares (es recomendada el uso de la balneoterapia en tratamientos post quirúrgicos y en rehabilitaciones tras infartos de miocardio o accidentes vasculares).

piscina balneario

 

A nivel bioquímico: las aguas bicarbonatadas-sulfatadas y las sulfuradas tienen un efecto antioxidante efectivo o reductor de los radicales libres.  Pero además de sus propiedades, derivadas de la riqueza de minerales, los balnearios son un excelente plan de vacaciones en busca de relax y descanso para toda la familia ya que su efecto sedante y relajante del sistema nervioso, así como su poder reconstituyente y tonificante, los convierten en la perfecta escapada.

¿Un balneario con niños? Precauciones a tener en cuenta

El organismo de los niños responde de manera diferente al de los adultos en los baños termales. Este tipo de aguas no están recomendadas para menores de tres años, ya que su temperatura puede tener consecuencias negativas para su organismo. A partir de los 12 años, deberás prestar atención igualmente al tiempo que pasan en el agua, pero su organismo ya está más maduro y su rutina en el balneario ya podrá asemejarse más a la de los adultos. Al igual que los adultos, los niños deben disfrutar de períodos de baño reducidos con intervalos de reposo fuera del agua.

Ya no tienes excusa para disfrutar de un balneario en familia en tus próximas vacaciones. Tu salud, tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.