Cómo se ve una aurora boreal desde el objetivo de la NASA

Los confines del Universo siguen siendo un misterio para la Humanidad. El poder de atracción que el espacio y la naturaleza ofrecen es innegable. El avance de la ciencia nos permite resolver interrogantes hasta ahora abiertos. Pero… ¿hasta dónde llegan los límites de la curiosidad humana? ¿Cómo ver la realidad que nos rodea desde otra perspectiva?

¿Cómo se ve la aurora boreal desde el espacio? es una de esas preguntas sin respuesta. Al menos, hasta ahora. La respuesta la tenemos en Twitter y en la NASA (curiosa mezcla, desde luego). Hasta ahora conocíamos la espectacularidad de las auroras boreales vistas desde la Tierra, captadas por el objetivo de espectadores privilegiados y científicos. Pero fue el astronauta de la NASA Jeffrey Williams quien nos enseñó una nueva perspectiva. A través de su cuenta de Twitter hemos sido testigos de cómo se ve una aurora boreal desde el otro lado: desde el espacio. La agencia espacial también hizo públicas a principios de julio de 2016 las imágenes de unas espectaculares auroras boreales captadas por el telescopio espacial Hubble que tuvieron lugar en Júpiter pocos días antes de que la sonda Juno entrara en su órbita.

Kelly, que está estudiando cómo afecta la gravedad al cuerpo humano a lo largo de un año, es conocido en las redes sociales por las fotografías que publica desde la Estación Espacial Internacional, grabó este llamativo fenómeno mientras el Sol comenzaba a asomarse por detrás de la Tierra. Pero, ¿qué son las auroras boreales y cómo se forman?

Aurora boreal desde el espacio

Qué es una aurora boreal

La aurora boreal es un fenómeno natural que se produce cuando las partículas solares, lanzadas por explosiones del Sol, son atraídas por el campo magnético de la Tierra hacia los polos Norte y Sur (aurora boreal y aurora austral). Al colisionar con los gases atmosféricos se emiten fotones (partículas de luz) que tienen como resultado visible capas de luz verde, roja, blanca, morada y azul. Las auroras boreales tienen lugar sobre todo en los meses de septiembre a octubre y de marzo a abril, en períodos de mayor actividad de las manchas solares. Es posible verlas mejor en Noruega, Suecia, Finlandia, Alaska, Canadá, Escocia, Rusia, entre algunos otros lugares.

A la espera de una nueva temporada de auroras boreales o de más actualizaciones vía Twitter de Scott Kelly, iniciamos así una nueva sucesión de artículos sobre fenómenos naturales vistos desde otra perspectiva: con los ojos de la curiosidad. ¿Te apuntas?