10 alimentos sanos que deberían estar en tu nevera

Tener la nevera llena día sí y día también no es fácil. Pero lo que sí es sencillo es contar con unos pocos alimentos con los que podrás improvisar un menú nutritivo o saciar el hambre en momentos de debilidad. Por eso hemos elegido 10 imprescindibles que no pueden faltar en tu ‘fondo de nevera’.

Huevo

Este alimento es indispensable por tres razones fundamentales: proporciona una fuente excelente de proteínas, minerales y vitaminas; se conserva muy bien en la nevera (según algunos estudios, hasta 10 semanas después de la fecha de caducidad); y se puede comer de numerosas formas, solo o combinado: cocido con agua y orégano, frito, en tortilla, escaldado…

Jamón

El jamón serrano es el complemento perfecto a un huevo frito, el jamón cocido pone el sabor intenso a un sándwich y el de pavo funciona de maravilla en ensaladas verdes o de pasta. Puedes recurrir a él en cualquier momento del día. Por la mañana, por ejemplo, una rebanada de pan con jamón serrano hace del desayuno un momento inolvidable.

Cebolla y ajo

Son dos pero en la mayoría de las ocasiones funcionan como uno solo. Las salsas no se entienden sin ellos, como tampoco la carne, el pescado o los arroces. Por si eso fuera poco, también añaden sabor a las ensaladas. Pero lo mejor son sus beneficios: el ajo favorece el sistema circulatorio y previene las inflamaciones, mientras que la cebolla es rica en nutrientes esenciales y buena para los riñones.

cebollas y ajos

Limón

Este cítrico es, junto a la cebolla y el ajo, el alimento que los nutricionistas recomiendan comer todos los días. ¿Cómo? Acompañando carnes, pescados o arroces; como aliño para ensaladas; o en una refrescante limonada con agua, azúcar y hielo. El limón favorece la digestión, es diurético y rico en vitamina C, un potente antioxidante que evita las enfermedades degenerativas.

Fruta de piel dura

Como manzanas, plátanos o granada. Duran varios días en la nevera y sobre todo son saludables: los plátanos aportan energía gracias al potasio y el fósforo, la granada es el producto con más antioxidantes que existe y la manzana es tan completa que un viejo proverbio inglés dice ‘una manzana al día aleja al médico de tu vida’. Se pueden degustar solas, en ensaladas de todo tipo y en postres.

Zanahoria

De siempre se ha dicho que la zanahoria potencia el bronceado y mejora la vista, pero esta hortaliza tiene muchas más cualidades: es vigorizante, ayuda a prevenir tumores, fortalece los dientes… Se puede comer cruda o cocinada. Adereza ensaladas, condimenta salsas y el bizcocho de zanahoria es una delicia.

Leche

Como base de bizcochos, tartas y masas de todo tipo; o en un vaso con café, cacao o simplemente sola. La leche es uno de los alimentos más completos: aporta proteínas, hidratos de carbono, minerales, vitaminas… Además, su alto contenido en calcio fortalece los huesos y favorece la formación de nuevos tejidos. Por eso es un alimento indispensable, también, en la alimentación de los pequeños de la casa.

botellas de leche

Mantequilla

Este derivado lácteo sirve de base para masas y postres, y también para cocinar cuando falta aceite de oliva. Además, la mantequilla salva el desayuno o la merienda si la untamos en una rebanada de pan. Aunque es una fuente rica en yodo y vitamina D, esencial para los huesos, debe consumirse en cantidades moderadas debido a su alto contenido en grasas.

Queso

Resulta indispensable tanto por su valor nutricional como por su versatilidad. El queso proporciona calcio y fósforo para huesos y dientes, reduce las enfermedades crónicas y mejora el sistema cardiovascular, entre otras virtudes. Es muy sabroso y vale para ensaladas, pastas, cremas, salsas para carne, postres, bocadillos… Una loncha de queso a media tarde sacia el hambre; mientras que combinado con huevo y jamón, otros dos alimentos imprescindibles, crea una riquísima cena.

Yogur

Y, para terminar el día, nada mejor que un yogur, natural o de sabores. Aporta vitaminas y minerales, se digiere bien y en muchos casos los intolerantes a la lactosa pueden comerlo. Además de tomarse solo, también añade sabor a las ensaladas.

 

Con estos 10 alimentos se puede comer sano y rico sin recurrir a recetas complicadas. Y si en la nevera también conservas un poco de carne o pescado frescos, ya tienes una reserva de diez.